whats-app Vadecompras 629 415 435
teléfono Vadecompras 93 867 56 62
Pago seguro online productos ferretería
Venta online de casetas y cobertizos para jardín

Las casetas y cobertizos para jardín y terrazas

Las casetas y cobertizos para jardín y terrazas son elementos del hogar realmente útiles pues nos alivian la vista albergando cantidad de útiles que de otra manera tendríamos que tener por casa. Además, esto es más cómodo ya que lo que solemos guardar ahí son cosas que utilizamos en el exterior.

Por ejemplo, en la caseta del jardín, el cortacésped y otros elementos de jardinería, herramientas… En el cobertizo de la terraza, la barbacoa, la lavadora, un par de tumbonas…

Casetas y cobertizos ayer

Hace tiempo las casetas y cobertizos eran cosas diferentes.

Cobertizos

El cobertizo era aquella zona que, de manera espontánea y rudimentaria, se cubría, con ramas, telas, láminas, etc. buscando la protección de algunos elementos, por ejemplo, las herramientas para cuidar la vegetación del exterior de tu hogar o la destinada a la agricultura a pequeña escala (huertos), así como las utilizadas en mecánica, etc.

Es decir, era el lugar donde resguardar todo aquello que, de manera natural, realizabas en el exterior de tu hogar.

Casetas

La caseta se utilizaba como habitáculo destinado a lavar y secar la ropa. En un principio se colocaba la ropa sucia en su interior para que se aireara y no produjese mal olor en en el hogar. Ahí se zurcía y lavaba a mano para, además, sacarla al exterior fácil y rápidamente para que se secase. El siguiente paso fue colocar dentro una lavadora y tendederos (y una plancha, si se daba el caso).

Caseta de jarín

Casetas y cobertizos hoy

Hoy día, ambos términos se utilizan indistintamente para referirnos al habitáculo destinado a albergar útiles, mobiliario y maquinaria no pesada para cuidar el jardín o trabajar en la terraza o en cualquier otro sitio donde la caseta o cobertizo estén ubicados.

La diferencia más destacable que podemos encontrar es que muchas de las casetas para jardín están hechas de madera. Sin embargo, los cobertizos no suelen fabricarse en este material. Fijándonos en esta pequeña diferenciación sí que podemos encontrar que casetas y cobertizos puedan tener un uso diferente: el social. Las casetas suelen utilizarse como zona de ocio.

Al ser más abiertas (en general tienen ventanas u oquedades) dan lugar a que puedas albergar en ella una pequeña mesa con sillas, por ejemplo, o que la destines al juego infantil. El cobertizo, al ser de resina o metálicos -y también de aspecto más cerrado y compacto (la mayoría no cuenta con ventanas)-, no suele destinarse a este fin.

De esta explicación desprendemos la otra sutil diferencia entre uno y otro concepto. La caseta puede tener ventanas (sin vidrio normalmente) y, en general se ve más amplia y diáfana, mientras que el cobertizo presenta un aspecto compacto, fuerte y resistente.

En cualquier caso, y a excepción del factor ocioso, tanto casetas como cobertizos se utilizan para lo mismo. Son estructuras fuertes, resistentes e impermeables que se usan para poner a cubierto aquellas cosas que normalmente usamos en el exterior, en jardines y terrazas en su mayoría, pero que necesitan de protección frente a elementos como la radiación solar, la lluvia, o que simplemente deben estar guardados por seguridad, por estética o por el motivo que consideremos.

Casetas y cobertizos para jardines

Para fabricar las casetas y cobertizos para jardín y terrazas se utilizan la madera, la resina o el metal. Cada material tiene unas propiedades que van a hacer que el habitáculo sea más o menos adecuado en función de las necesidades de cada uno. Destaquemos que las casetas de madera tienen mantenimiento (hidratación, protección y pintura básicamente) que el metal y la resina no.

Existen casetas y cobertizos de todos los tamaños, desde un par de metros cuadrados para guardar los útiles y herramientas de jardinería hasta auténticas casas en miniatura para disfrutar de tu jardín de la manera más lujosa posible. Es importante tener en cuenta el tamaño en relación a su funcionalidad. Por ello, piensa bien cómo vas a utilizar el cobertizo o caseta y qué usos alternativos podrás darle en el futuro.

Lo ideal es no aventurarse ni con un modelo pequeño ni excesivamente grande pues, a no ser que tengas muy claro lo que necesitas, es posible que acabes arrepintiéndote.

Otro punto muy importante a tener en cuenta es si el habitáculo tiene una placa de suelo incorporada, sobretodo si lo vas a colocar en el jardín, pues, el suelo puede reblandecerse si llueve, además de que puede florecer y crecer vegetación, siendo muy posible también que la caseta cuente con inquilinos adicionales.

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrPin on PinterestShare on StumbleUponShare on RedditEmail this to someone

Share this Post!

Tienda ferretería online Barcelona, herramientas eléctricas y productos para el hogar y jardín. Venta de muebles de exterior y material de bricolaje.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies